El Blog del Boletín

11 febrero, 2014

2da Fiesta Nacional de la Ganadería en Victorica, la Pampa. Música e historia en tierra ranquelina

Filed under: Festivales, Luces de Provincia, Muestras — Etiquetas: , — Pao De Senzi @ 3:29

DPP_0126En Victorica La Pampa, a unos 150 kilómetros de Santa Rosa, se lleva a cabo la Fiesta Nacional de La Ganadería que como tal, lleva dos ediciones, pero que tiene una larga  historia que comenzó en el año 1966. La fiesta es una excusa para visitar este pueblo sombreado por los caldenes (el más antiguo de la provincia) que guarda los restos del cacique ranquel Mariano Rosas.

Acaso la historia del pueblo de Victorica (y de La Pampa, porque sobre éste se fundó la provincia), esté resumida en una manzana ubicada justo en el centro donde las calles albergan la municipalidad, la iglesia, el hospital y la vieja escuela, como en casi todos los pueblos. En el núcleo de la plaza Héroes de Cochicó, de ordenado  y moderno diseño, se ubica un monumento fechado en el año 1882,  y que rinde homenaje a los caídos en la batalla que da nombre al solar, una de las últimas de la campaña del desierto, la que finalizo con la última tribu ranquel de esa zona pampeana.

Sobre una de las salidas de la plaza, ubicada ¿estratégicamente? frente a la municipalidad y a la iglesia, se encuentra el monolito que guarda los restos del cacique Gregorio Yancamil, también partícipe de la batalla, y el último ranquel en rendirse. La otra historia.

Victorica es un pueblo ubicado a 151 kilómetros de Santa Rosa, la capital de La Pampa, y además de ser dueña de ese silencio supremo, característica de la siesta de los pueblos del interior, pertenece al linaje de poblaciones dedicadas casi exclusivamente al campo. En este caso a la ganadería. Pero no es el único secreto a voces que guarda el lugar donde el caldén es dueño de esconder el sol ardiente de la tarde.

Su origen ranquel descansa a 25 kilómetros de esa plaza que guarda los restos de quienes fueran enemigos hace un siglo. Es Lebucó, otrora territorio de los “hombres de las cortaderas”, como se llamaba a los habitantes originarios de la zona de la pampa. El territorio ranquel abarcaba la amplia extensión que va desde Río Cuarto en Córdoba, hasta la frontera con Río Negro, al sur de La Pampa.

La historia que cuentan los libros, no es la que se reveló con el paso de los años y la recuperación de los derechos de los pueblos originarios. Una buena forma de comprender lo que pasó, sin tener que recurrir a los libros de Lucio V. Mansilla, es mirar los ojos a Nazareno Serraino, uno de los descendientes directos de aquel pueblo nómade, cazador y pacifista, cuya última morada como tribu fue en la tierra donde hoy descansa el alma del cacique Mariano Rosas (Panghitruz Guor). Fue él quien nos guió por el camino vecinal que conduce a diferentes poblados y donde se decidió, hace unos años, homenajear  los primeros habitantes de la zona, en el mismísimo lugar que habitaron.

En una hondonada tierra adentro, a un kilómetro de la ruta, donde alguna vez hubo una laguna natural (que hoy aparece cando llueve y las napas salen a la superficie), se instaló una de las tribus ranqueles, que fue la última en caer en manos del general Racedo, uno de los militares de la Campaña del Desierto. A 25 kilómetros de Lebucó se funda entonces el pueblo de Victorica, sobre el fortín Resinay que luego llevó el nombre del general Benjamín Victorica, quien fuera ministro de guerra.

Con la nueva vida floreciendo entre los héroes que impuso una parte de la historia y los verdaderos protagonistas y dueños de la tierra, Victorica transcurre sus días y noches bajo un cielo limpio, donde las estrellas cuentan algo de eso que pasó hace poco más de un siglo. La música fluye desde el escenario que mira esa plaza histórica. Es la Fiesta  de la Ganadería, otro bastión, de la gente que forjó otra historia, no menos importante, porque levantó ese pueblo de casas bajas y gente silenciosa y hoy mantiene viva la historia de aquellos hombres que empujaron otras armas, y que si uno quiere ver, se reflejan claramente en los ojos de Nazareno.

DPP_0044La fiesta

En Victorica se lleva a cabo en el mes de febrero la Fiesta Nacional de la Ganadería del Oeste Pampeano. Hace dos años, hubo un punto de inflexión en lo que fue el encuentro original frente a la plaza. Fue cuando la nación le dio el apoyo como fiesta popular, entonces comenzó un nuevo conteo que va por la segunda edición.

La historia cuenta que Victorica tiene su fiesta de la ganadería desde el año 1966, cuando  un grupo de lugareños decidió reunirse para celebrar una época del año donde se realizaban los remates, por eso las primeras ediciones fueron en el mes de octubre. Luego la nacionalización obligó a que el festival funcionara dentro del circuito de eventos veraniegos, para darle más importancia no sólo comercial sino artística. Volviendo al principio, fue un 5 y 6 de octubre del año 1966 cuando la primera comisión forjó las bases del encuentro. La misma estaba compuesta por Raul Kenny, Juan Poggi, Esteban Balbo, Florencio Peirone y Federico López Echague, entre otros. Al igual que hoy, la fiesta tenia doma, elección de las reinas y artistas, muestras de ganadería  e industria y arte campestre, sobre un escenario que se levantó en el corralón de la municipalidad. Hubo almuerzo para más de 3000 personas y la comitiva del gobernador se hizo presente. El histórico presentador Miguel Franco fue uno de los que más aportaron al festival, llevando noticias a Buenos Aires y al interior del país, por eso se lo  recuerda con mucho afecto en cada edición.

Hoy, el encuentro incrementó no sólo su convocatoria (en los nueve días que trascurre, gente de los pueblos vecinos se acercan a disfrutar de la misma), sino su cantidad y calidad artística. Durante las “nueve lunas y un sol” pasan por el escenario artistas locales y nacionales. Este año, la grilla fue importante y variada –del 1 al 9 de fenrero-, con la presencia de Los Caligaris, Coplanacu, Los Carabajal, Lázaro Caballero (consagrado hace muy pocos días en Cosquin), los cuyanos de Algarroba.com, Los Musiqueros Entrerrianos, Alma de Luna, Los Guaraníes y el trío humorístico musical QV4 entre otros.

Los artistas locales también llevan al escenario lo suyo (aunque se destaca un dato crítico: casi ninguno recrea repertorio pampeano, surero o cuyano por la cercanía con San Luis, sino que recurren a los covers de artistas mayormente norteños como Los Huayra (elegidos por los grupos más jóvenes) o los clásicos de Salta y Santiago. Entre los artistas locales, se destacan Los Infiltrados, Ramiro Hittaler, Carlos Rodríguez, Pedro Cabal, Leo Abdala (revelación 2013), y el Trío Voces, quienes tienen su propia peña en Victorica (ver a aparte). También, el Ballet Peña el Caldén es uno de los destacados, con la puesta en escena del número “La Visión del Maestro”.

Como en todos los festivales, las jornadas finales traen los premios y las menciones a los artistas que se destacaron sobre el escenario: la revelación de peñas fue para  Jaimito Torres, un personaje muy querido por los locales que frecuenta la peña de Voces. El grupo Infiltrados se llevó el premio revelación del festival.

El penúltimo día de festival, la historia fue otra. Desde temprano, en el Parque de Los Pisaderos (un lugar donde se inició la historia del pueblo ya que ahí se “pisaba” el barro para los ladrillos con los que se construyeron las primeras casas), Amar Azul y el Toro Quevedo pusieron música a la exposición artesana, el desfile tradicional y la coronación de la reina. La local Sofía Langhoff se llevó el cetro de Reina de la Ganadería mientras que Carla Principi de la localidad de Huinca Renanco, el de virreina.

El sol del festival, es decir el domingo se destinó a la jineteada, cuyo premio, de 150 mil pesos fue para quien se lleve la copa “Don Rosario Balmaceda”.

Victorica se levanta en febrero con un festival en el que trabajan casi 300 personas, la mayoría gente del lugar, que durante todo el año ponen el hombro para generar nueve noches de encuentro con la música, el arte y las tradiciones y la historia, que se hace presente en la plaza donde descansan los restos de los que alguna vez pisaron ese suelo pampeano.

DPP_0210Todas las voces en una peña

El Trío Voces (Miguel Godoy, Jorge Macedo y Jorge García), el que más historia tiene en el pueblo de Victorica, están celebrando 30 años juntos, poniéndole música a las noches victoriquenses y ofreciendo un lugar donde la gente se reúne, como una especie de bastión de la música en la localidad pampeana. Una noche en la peña de Voces puede disparar diferentes imágenes, bajo un clima caluroso y el vapor propio del amontonamiento, cosas que al parecer a nadie le importa. La bebida (a buen precio y en buenas pociones) corre entre las mesas donde familias enteras, peones de campo, dueños de estancia y vecinos, sin distinción de edades ni estratos sociales, participa con alegría hasta la madrugada. Todos cantan, todos bailan y la fiesta continúa  puertas afuera (es decir, en la vereda, porque ya no alcanza el lugar cubierto) del local ubicado en la esquina de la calle 14, a tres cuadras de la plaza principal. El trío Voces aparece poniendo el broche de oro a las noches y cantan su repertorio clásico, luego siguen con algunos temas de grupos norteños. La gente los ovaciona. Son los ídolos de Victorica Un invitado que está de visita se prende en la actuación y así desgranan la noche entre canción y canción.

 

 

2014-02-07 09.40.32La Holanda, Una finca con historia

A 120 kilómetros de Santa Rosa, y a diez de la ruta provincial 13, en el paraje El Durazno,  el camino asfaltado se convierte en tierra fina, muy fina , que al volar se pega en la ropa y en la piel. La vera se va uniendo a la del frente y aparece el árbol característico del lugar -un paraje llamado Carro Quemado- el piquillín, que junto con el caldén acompañan el tramo de 10 kilómetros que une la ruta con la Estancia La Holanda, propiedad de una de las familias más tradicionales de la zona, los Ortiz Echagüe. La finca fue adquirida a principios de 1900 por el suegro del pintor español Antonio Ortiz Echagüe, quien luego vivió allí con su mujer y cuya obra se encuentra hoy conservada por la familia,  en un museo que se construyó sobre la base del viejo atelier, a 500 metros del casco de estancia, luego de atravesar el sendero de los pintores.

Doña Elizabeth Smidt, la esposa del pintor vivió más de ochenta años, y  fue la encargada de mantener viva su obra y la memoria en sus hijos y nietos, que consta de unos 135 cuadros donde figuras de las cortes europeas y personajes cotidianos son los protagonistas. Dicen que Echagüe comenzaba a pintar por los ojos, de manera que si no encontraba la expresión adecuada, daba vuelta el lienzo y comenzaba de nuevo (por eso algunos cuadros tienen ojos en la parte trasera de la tela)- De esta manera, las imágenes cobran una expresión tal que, parecen observar al visitante y cobrar vida, sobre todo las que son a escala. La obra de Ortiz Echague recuerda su vida de artista viajero, por eso una buena cantidad de ellas refleja su estadía en África, con personajes, elementos decorativos y diversos objetos que fueron parte de la vida cotidiana del pintor y su familia cuyos integrantes también retrató.

El casco de la estancia mantiene la estructura original  de La Holanda, y en su capitel reza el nombre de la primera hija del matrimonio, Carmen, que nació en aquel país europeo, donde sus padres tenían otra casa,  a la que llamaron La Pampa.

La historia de Echague no terminó con su muerte, (falleció muy joven), ya que su mujer y familia mantuvieron viva la llama restaurando las obras, la estancia y los recuerdos, la enorme biblioteca, y el atelier, hoy parte del museo que se construyó gracias al aporte del gobierno provincial. La estancia La Holanda es hoy patrimonio provincial y se dedica, además de actividades de campo, a ofrecer turismo rural e histórico.

http://www.estancialaholanda.com.ar

 

PDS

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: