El Blog del Boletín

22 julio, 2014

Culminó el domingo la 31ª edición del Festival de Tango de La Falda. Gala tanguera en las sierras

Filed under: De Gira, Festivales — Etiquetas: , , , , — Pao De Senzi @ 15:49
Foto Paul Amiune

Foto Paul Amiune

Con la presencia de destacados artistas y una organización impecable, el festival de tango de la Falda llegó a su fin con sabor a éxito y buen gusto.

Omar Mollo culmina de cantar el tango Grisel con esa postura rockera que trae consigo, sin embargo la ternura se apodera de su voz en el último acorde, y en el Auditorio Municipal Carlos Gardel de La Falda, el público explota en un aplauso. El tanguero que reside en Hamburgo pero que bien pudo haber llegado directamente desde los suburbios porteños sin escala en Europa, (por su manera de frasear, de moverse, de hablar del tango), transita la parte final de su set, que ya tuvo en la lista otros clásicos. Silvio Soldán, el maestro de ceremonia (junto a María Fernanda Corda en conducción) lo despide con la sonrisa que nunca termina, y aclara que le parece bárbaro que el tango haya evolucionado, “Mi hijo me pidió hace unos años que le compre un disco de tango. Pero no de una orquesta típica  ni de un clásico, uno de Calamaro. Por eso yo pienso que esto le hace bien al tango, que los jóvenes entren por el lado del rock para escucharlo” dijo,  apostando a esa evolución que, muchos no aceptan pero que es inevitable y, justamente lo que hace mover el engranaje de género que muchas veces ha quedado estancado en los bolsillos de los tradicionalistas.

Soldán también desacartonó la última jornada, signada (por esas cosas del protocolo) por visitas políticas (el diputado Sergio Massa y José Manuel de la  Sota). Rápido para los mandados, le respondió al gobernador de Córdoba  que –como suele ocurrir- con el afán de caer en gusto con el público  comentó que cuando vivía en Brasil conducía un programa de radio de tango. y Soldán dice: “Si el gobernador conducía un programa de tango en Brasil bien o puedo hacer un programa de cuarteto en Buenos Aires.”. un corte, una quebrada y sigue la noche.

El festival de tango de La Falda, cumplió este año 31 ediciones y, si bien ha tenido algunas interrupciones por cuestiones políticas y económicas, a lo largo de los años se ha posicionado como el principal festival del interior del país en materia tanguera. Por su escenario pasan distintos estilos, desde los más clásicos hasta los vanguardistas, sin soltar el lazo con la tradición que conlleva un género que no deja de celebrar –todavía- a los grandes maestros. Acaso esa tradición esté presente, en el caso de la Falda, en las orquestas , los ballets y las actividades paralelas que la celebran.

La organización, impecable en cuanto a público, prensa y escenario, no deja escapar detalles. Y el más importante- e interesante en estos tiempos que corren- es que, siendo un encuentro donde suceden muchas cosas , los tiempos se respetan, y las noches son justas en horario, tanto para los músicos como para el público. Salvo el detalle del sábado, cuando pasado el tiempo de actuación de Ariel Ardit  sobre el escenario la producción cometió el error de cerrar el telón (una de las pocas polémicas de este año, además de la histórica crítica a la repetición de clásicos, este año “Naranjo en Flor”), todo marchó sobre rieles. El sonido impecable, la gran pantalla de fondo con la información del numero artístico, todo suma para que el engranaje de La Falda Tango funcione perfectamente. Punto aparte merece el anfiteatro calefaccionado y la atención amable del personal de todas las áreas.

No son sólo tres días en el auditorio de la ciudad serrana lo que dura el festival. Previo a ellos y durante toda la semana (del 14 al 17), hubo actividades, presentaciones y milongas en varios lugares, incluido el histórico Hotel Edén ,cuyos espíritus han bailado al ritmo del 2×4 junto a una multitud. Participaron del certamen pre festival  subsedes de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, Mendoza, Tucumán, Tierra del Fuego y Uruguay.

De la cartelera principal del 18 al 20 de julio, muchos momentos destacados para contar, como el homenaje a Aníbal Troilo (de quien se cumplen este año 100 años de su nacimiento) por la orquesta de Osvaldo Piro, José Ángel Trelles y el dúo Baglietto-Vitale, cuyo set fue uno de los más aplaudidos de todo el festival (el viernes), y para esa jornada y un párrafo especial para Lizzette , la –ex – niña prodigio hoy adolescente que debutó hace cuatro años en La Falda y hoy merece un lugar entre los grandes. Lissette interpreta y canta el tango en bandoneón (canta y toca), piano y violín, y se lleva los aplausos de la platea.

El sábado pasaron por el escenario entre otros, Raúl Lavié, Amelita Baltar (dos íconos que nunca dejan de sorprender), y el dúo formado por Horacio Burgos en guitarra y Damián Torres en bandoneón, que recorrieron con altura el repertorio de Ástor Piazzolla y Mariano Mores.

El domingo, en el cierre, las mayores ovaciones fueron para el cuarteto de Esteban Morgado (que acompañó previo a su set a la también muy aplaudida María José Demare), y Omar Mollo.

El cierre, con Adriana Varela y esa conjunción de voz, seducción y maravillosa interpretación, puso en claro que  el tango esté vivo, crece y renace en cada acorde.

Pao De Senzi. Fotos: Carlos Amune

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: