El Blog del Boletín

27 febrero, 2015

Mariano Clavijo “Siempre trato de desnudar el ritmo que está detrás de una letra”

Filed under: Artistas, Discos, Entrevistas — Etiquetas: , , , , — Pao De Senzi @ 3:14

mariao clavijo 2El músico cordobés acaba de editar desandolvido, su segundo disco solista, donde recorre diversos ritmos folklóricos y rioplatenses, en un trabajo cuyas letras se nutren de vivencias y sentimientos.

Se supo. El cordobés Mariano Clavijo, tiene quien le dicta sus canciones. En primer lugar, su propia historia, que habla de encuentros, despedidas, amores carnales, espaciales, etéreos, urbanos. Quizá sea parte de su creación el dictado de sus pasiones.

Luego de varios años de la edición de su primer trabajo discográfico, donde recorría obras propias a través de un repertorio folklórico y a la vez urbano de su ciudad de origen, metido en el submundo de artistas cordobeses de estirpe talentosa y original, Clavijo edita su segundo disco, desandolvido, término que se escribe así todo junto, y se dice de una vez.

Y nuevamente, Mariano Clavijo consigue quien le da letra:

“El término desandolvido surgió como un homenaje muy personal a Juan Gelman. Poeta grande si los hay, siempre me llamó la atención cómo inventaba palabras – licencias de los que escriben- como si tuviera una especie de “berretín” poético, muy lúdico y desacartonado, a la vez que profundo. Cuando me enteré de su muerte, escribí un breve texto que finalizaba con esa palabra  inventada, como tratando de hacerle un guiño a su memoria. Después cuando me puse en la ardua tarea de encontrarle título al disco me di cuenta que era la que mejor expresaba el contenido de sus canciones. Así que inesperadamente –como suelen ser estas cosas- apareció el nombre del disco.”

Han pasado varios años desde aquel primer trabajo como solista de este músico cordobés que pertenece a la camada de artistas de la nueva generación. Sin embargo, en los años que se mantuvo alejado de la actividad discográfica, Mariano Clavijo no se quedó quieto, maduró su carrera de composición en la Universidad de Villa María, siguió dictando clases en Colegium, y  participó en diferentes trabajos de colegas, como Diego Marioni, Lula  Fernández, el compilado Habitantes del Sur (homenaje a Agustín Tosco) editado por Luz y Fuerza y otros en conjunto con la agrupación de músicos independientes cordobeses UPA del cual formó parte.

En este tiempo entonces, nacieron –o el mismo tiempo se las dictó- las canciones de desandolvido, un disco grabado en los estudios Icanus de  Córdoba, y editado gracias al programa de Apoyo a la Edición Musical 2014, que pertenece a la Secretaría de Cultura del Municipio de Córdoba.

Son trece temas los que inundan de música a “desandolvido”, grabado en el estudio Icanus de rio Ceballos, en el que participaron, entre otros Diego Marioni, Juan Iñaki, Matías Arnedo, Leandro Além, José Luis Pérez, Sebastián Sánchez, Mario Díaz, Ariel Torres, Marco Cordero, Mauricio Pregot, Sebastián Freiría, Pablo Jaurena, Fernando Filip, Franco Ceballos y José López.

Clavijo buceó en ritmos folklóricos que van de la tonada al gato y la chacarera, el chutunqui catamarqueño, la zamba y la vidala (representada por “Escuche Viday”, uno de los temas más bellos y corte de difusión. Y también  incursiona en la milonga (Estampa del cerro) y tango (Nocturno cordobés). El diseño de tapa muestra al músico en blanco y negro, manejando hacia algún lugar, acaso el de las fotos que navegan a través de las páginas que ilustran las canciones. El trabajo pertenece a la diseñadora Dolores Ardiles.

En las siguientes líneas, Mariano Clavijo nos cuenta sobre las canciones de desandolvido

¿De qué época datan las canciones de desandolvido?

MC: –Las canciones de este disco las compuse durante estos últimos años… perdón por la poca certeza, pero no tengo la costumbre de fechar  ni los borradores, ni las canciones terminadas. Sí puedo decir que dos de ellas son más viejas que el resto, y las once restantes las compuse a lo largo de estos últimos cuatro años. Pertenecen a una época de mi vida muy intensa. En estos últimos años me pasaron cosas fuertes como ausencias grandes, viajes, y encuentros hermosos, configurando todas ellas grandes aprendizajes también.

¿Qué nos podes decir de las canciones?

MC: –Son trece canciones a las que vuelvo una y otra vez. Me satisface escucharlas, porque creo que han quedado “redonditas” como se dice en la jerga cancionista. Tienen mucho de homenaje: a los lugares del barrio que van desapareciendo, a las viejas curanderas, a los referentes artísticos, a los paisajes urbanos y serranos, a algún amor medio porfiau que no quería dar el brazo a torcer, a los amigos… y al “Colero”. Creo que en casi todos los casos la evocación es más bien luminosa. Si bien me “paseo” musicalmente por toda la geografía argentina(en el disco hay ritmos de huayno, vidala, chutunqui, chacarera doble, zamba, gato, tonada cuyana,  vals, milonga, tango, candombe), también escribí canciones que no configuran un ritmo determinado de nuestra música de raíz, dejándome llevar por la sonoridad que brinda una guitarra de cuerdas de acero, por ejemplo. Hay temas donde suena toda una banda y otros donde me animé a versiones de guitarra y voz. Canciones donde confluyen varias voces, y otras donde canto solo con percusión. Unas donde evoco recuerdos, y otras donde celebro personajes. Esa diversidad me gusta, me parece necesaria. Quise jugar también con la copla y la copla con mote, por eso la presencia de una vidala y un chutunqui, ritmo este último no muy conocido de la zona de Catamarca y La Rioja.Eso sí: me acompañan músicos que admiro y quiero mucho,y que realmente dieron todo de sí al servicio de la música. Eso no se encuentra a la vuelta de la esquina. Y además –volviendo al comienzo- cada vez que escucho el disco reconozco la finísima labor de Icanus Estudio, que logró ese sonido fresco, natural, y profesional que tiene.

En el disco hay tangos, valses y milongas . ¿desde qué lugar llega la inspiración para componer temas tan ligados si se quiere a Buenos Aires?

MC: –Siempre trato de desnudar el ritmo que está detrás de una letra. Hay letras que por lo que dicen tiran más para un género que para  otro. En ese sentido no tengo muchos prejuicios a la hora de componer, siempre buscando la combinación que creo justa entre letra y música. Géneros como el tango, el vals y la milonga han estado siempre presentes en mis escuchas de chico, así que no es extraño que aparezcan como vehículos de lo expresivo. Puedo decir que ahora escucho más tango que antes ¿será porque ya pasé los treinta?. Pero tanto el vals como la milonga tienen mucho de provincianos también. Valsecitos como “Córdoba de Antaño” o “Caballero de Ley” –por nombrar algunos- son más cordobeses que la peperina. Y toda la magia alrededor del Cerro Colorado y Yupanqui, junto con el antiguo trajinar de los arrieros que iban y venían llevando consigo su guitarra y sembrando de música el camino, anclan los fraseos milongueros a nuestro paisaje serrano de manera irrefutable.

El disco fue editado gracias al programa Programa de Apoyo a la Edición Musical, ¿qué nos podes decir al respecto?

MC: –Veo como muy positivo el hecho que la Secretaría de Cultura del Municipio de Córdoba haya reflotado el Programa de Apoyo a la Edición Musical, que estuvo suspendido durante tres gestiones por falta de presupuesto. Estoy contento con el premio recibido yaque creo es un importante reconocimiento al quehacer musical local como así también un importante aliciente a la tarea compositiva para quienes nos dedicamos a ella.

Pao De Senzi


 

Desandolvido

por Sonia Cabral

ImprimirEn este universo posmoderno que nos somete al poder de la imagen o del  volumen, Mariano Clavijo dio a luz un disco que transforma el blanco y negro en una paleta de colores. Desde la gráfica a las palabras su nuevo disco es emergente. Tal como lo es él desde su composición. Asoma su lírica desde el folklore para subirse a la calesita de la poesía urbana. Una excelente conjunción. El cantautor cordobés puede darse el lujo de mostrarnos una ciudad nostálgica que se menea en historias, desencuentros y partidas. Sus canciones nos ayudan a conocer los cerros, la cañada, la peatonal, el río, la Plaza Colón, los barrios, los patios. Nos revela personajes tradicionales. Nos deja imaginar aquellos herederos locales de la calle que se encuentran presentes en la geografía cordobesa, pero también a los fantasmas.

En “Desandolvido”, palabra inexistente, pero bien utilizada  para unir de atrás hacia adelante lo que se interpreta como una “evocación”, según él mismo explica,  hay chacareras, chutunquis, tangos, valsecitos, huaynos, pero sobre todo hay memoria de infancias. Hay una nostalgia, acarreada desde lo más profundo, de lo experimentado. Hay ausencias de caminos, de amores y de alegrías que se disipan amables entre la seriedad con que se encaran los ritmos y los arreglos.

En este segundo disco de Mariano Clavijo se huele la tierra, se vislumbran los adoquines y las callecitas coloniales y se disfruta el sonido de los nuevos acordes que pintan nuestra música para desandar cualquier olvido.

 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: