El Blog del Boletín

18 abril, 2015

Curepas. “El amor y la pasión son imprescindibles para hacer algo con el corazón”

Filed under: Discos, Entrevistas — Etiquetas: , — Pao De Senzi @ 13:42
Foto: Pontenpie

Foto: Pontenpie

por Gustavo Grosso

El quinteto de jóvenes músicos presenta su disco debut “De soles y veredas”, en Hasta Trilce , el próximo jueves 23 de abril. Boletín Folklore conversó con ellos sobre la banda, el disco y la presentación. 

Curepas es un quinteto de jóvenes músicos del sur del conurbano, recientemente premiados por el Fondo Nacional de las Artes y elogiados por importantes músicos del género, que interpreta composiciones propias y otras del cancionero tradicional popular.

Respetando la esencia de los ritmos de nuestro país, de sus raíces y sus valores, elaboran una nueva sonoridad en la que convergen todos los tiempos. Rescatando pequeñas perlas olvidadas entre los gigantes de la tradición musical, Curepas devuelve al público la frescura de nuestra música con un aire familiar y nuevo a la vez. El conjunto inicia su actividad en el año 2007 como dúo, integrado por Pablo Brie y Nicolás Lapine, y en 2010 arriban a la formación actual de quinteto. Desde entonces el grupo se ha presentado regularmente en numerosas salas, bares, peñas y festivales en Capital Federal, Provincia de Buenos Aires y Córdoba.

Actualmente Curepas organiza un ciclo llamado Ciclotímbrico de nueva música argentina  en la ciudad de Temperley, compartiendo escenario junto a referentes de la música argentina, como Carlos Moscardini, Hernán Ríos, Popi Spatocco, Facundo Guevara, Ricardo Cánepa, Rubén ‘Mono’ Izarrualde, Andrés Pilar, Ernesto Méndez, Ramiro Gallo, Esnesto Snajer y Mariano Cantero, entre otros.

Ganadores del Premio del Fondo Nacional de las Artes para Producción Discográfica de Música Folklórica 2013, el quinteto editó hace muy pocos días su primer disco. “Somos un quinteto, hacemos canciones folklóricas argentinas, además de composiciones propias. Buscamos un sonido puro, arraigado a la tradición de los diferentes ritmos argentinos, combinado con una sonoridad actual y fiel a nuestros tiempos”, dicen.

¿Por qué se llaman Curepas? 

Pablo: Curepas es un insulto. Significa cuero de chancho en guaraní, y es la forma en que se refieren a los argentinos en nuestra hermana República del Paraguay. El origen de esto es histórico y se remonta a la época de la Guerra de la Triple Alianza, donde se unieron los ejércitos de Argentina, Brasil y Uruguay contra el Paraguay. En esta guerra murió el 90% de la población masculina paraguaya, quedando el país devastado. Cuentan las crónicas que los soldados argentinos vestían unas botas de cuero de chancho, de llamativo -y quizás ridículo- color blanco. Desde entonces hasta hoy, en tono burlón, los paraguayos hablan de los argentinos como Curepas. Para nosotros, sin embargo, es una hermosa palabra, por su sonido proveniente de la dulzura de la lengua Guaraní, y es también una forma de hacer memoria para no olvidar que ocurrió algo que nunca debería volver a suceder: la guerra entre hermanos.

En un principio, Curepas eran Pablo Brie y Nicolás Lapine ¿cómo fue que se amplió la banda?

Pablo:  –Creo que en algún momento el dúo empezó a ser “poco”, necesitábamos otros timbres, otros “colores”, y también otras ideas. Así fuimos invitando amigos con los que compartíamos otras cosas, como estudios en el conservatorio o asados. Así se incorporaron Sebas, Santi y Matías. Y ahí empezó todo.

¿Cómo llegaron a Curepas y qué te significa el trabajo en el quinteto? 

Santiago: –Siempre tuve cerca a los Curepas, al ser hermano de Pablo y amigo de Nicolás, escuchaba al grupo en sus ensayos y los veía en sus presentaciones. Con ambos había compartido otros proyectos musicales y cuando recibí de los chicos la invitación, la tomé como un gran desafío, ya que de Curepas siempre me gustó su música, pero más me gustó su búsqueda, es decir “lo que el grupo está por hacer”, hacia donde quiere ir. Además mi incorporación venía en combo con el ingreso de Matías y Sebastián, lo cual lo hacía todavía más tentador. Participar en el grupo tiene para mí un gran significado, son los músicos con los que elegiría tocar y los amigos con los que quisiera compartir un grupo. Siento que hay una comunión natural que se ha dado de forma espontánea, y eso hace que todos disfrutemos muchísimo del proyecto.

Matías: –Llegué a Curepas luego de un partido de fútbol acompañado de asado, a fin del 2009. Ya tenía la inquietud de tocar folklore, ya conocía a Pablo hacía varios años y habíamos compartido algún otro grupo de folklore y una orquesta de tango. Curepas se quedaba sin Leandro Narduzzo y buscaban ampliar tímbricamente el grupo, y fue Nicolás el que me preguntó si me interesaría participar de alguna manera, como músico invitado o como fuera, ahí quedó. El 2010 fue un trabajo medio accidentado, casi no tocamos y armamos pocos temas, al año siguiente empezó un trabajo un poco más intenso. El trabajo con el quinteto es para mí una reunión de amigos, vamos al ensayo sabiendo que de algún modo la vamos a pasar bien. Musicalmente, estudié siempre música clásica lo cual me estructura mucho algunos aspectos, así que en los ensayos no me queda otra que ir ablandándome de a poco. Ésa sería también mi búsqueda musical personal, para eso me sirve. Además, desde que estamos tocando, conocí y sigo conociendo mucha música nueva, y me enriquezco tremendamente con los conocimientos de mis compañeros. Creo que coincido con ellos en que en nuestro camino el objetivo es conocer y abordar con el máximo respeto a las fuentes las músicas argentinas y latinoamericanas, con plena conciencia de que somos suburbanos.

Sebastián: –Me había llegado la música de Curepas cuando todavía eran dúo, a través de un amigo chelista que desgrabó un arreglo que ellos hacían de “Vidala para mi sombra” y lo tocábamos a dos chelos (esto no lo conté nunca al grupo, ese amigo es Pablo Rowies) y me prestó un disquito que habían grabado muy “caseramente” donde hasta se escuchan ladridos de fondo. Escuchaba mucho ese disco y me aportó una sonoridad que nunca había escuchado en el folklore y que gracias a ellos empecé a descubrir y a escuchar grupos que influenciaron en esa búsqueda y sonido, todavía no conocía ni a Nico ni a Pablo.A todo esto el dúo se había separado por un viaje que Pablo hizo a Bolivia por un año, a su vuelta retomaron los ensayos y volvió Curepas.

Ya había conocido a Nico y con Pablo compartíamos música en una orquesta de tango, y como sabían que me gustaba mucho el grupo me invitaron a tocar un par de temas, así funcionó mi participación como invitado y luego de un tiempito me dejaron como “titular”; estuve un año y dejé porque me tenté con otras músicas, pero volví al año siguiente por extrañar mucho el grupo y su música. Me significa la música en su estado más verdadero, desde lo más técnico a lo más poético, la sonoridad la sutileza y la fuerza, la garra que hay que ponerle al asunto para sostenerlo, es belleza que sale de  adentro y que quiere llegar a compartir ese estado, creo que eso es posible por el universo que es cada persona y que acá sintonizamos en esto que se llama Curepas, es la libertad la expresión y la amistad, con ellos empecé a mostrar cosas que tenía, Nico y Matías pusieron música a letras que llevé, empecé a decir más y a crecer un poco de la mano de cada uno, son cada uno ellos una parte muy importante, una familia casi, y la confianza que existe -que hubo que ganársela- es lo que hace amar tanto este grupo y está bueno eso de caminar todos por el mismo riel. Mi búsqueda personal es seguir haciendo la música que más me gusta, y afirmar cada vez más esta propuesta que llevamos todos juntos, seguir atento a lo que está pasando y mostrar el mensaje que tenemos. Decía Atahualpa “a la gente no hay que darle lo que pide, sino lo que se merece” por eso la búsqueda debe ser responsable y verdadera.

¿Cómo fue la génesis de “De soles y veredas”, el primer disco del grupo?

Pablo: –Nace la idea de grabar un disco gracias a un premio que ganamos del Fondo Nacional de las Artes, para producción discográfica. Fue un hermoso proceso, primero no teníamos ese título, pero sí una lluvia de imágenes e ideas que hacían referencia a la infancia, al barrio, a los recuerdos, a la inocencia, a patear las veredas y jugar en la calle, tal como fue nuestra niñez. De a poco el título fue apareciendo, sin forzarlo, al igual que las canciones que lo componen.

El disco tiene invitados de lujo, como Liliana Herrero, Carlos Moscardini y Facundo Guevara, entre otros ¿Cómo vivieron esa fusión con estos grandes artistas?

Pablo: –Con mucho entusiasmo aprendimos mucho de ellos, son grandes referentes para todos nosotros, sonaron y suenan sus discos en nuestras casas. Estar compartiendo la música es algo que agradecemos y disfrutamos muchísimo.

¿Qué planean para la presentación del jueves 23 de abril en Hasta Trilce? 

Pablo: –Vamos a tocar los temas del disco, y alguna cosita más, con invitados de lujo, como Popi Spatocco, Carlos Moscardini y Hernán Ríos. Recrearemos una vez más esas canciones que nos definen y nos enamoran.

¿Qué es el Ciclotímbrico? 

Sebastián: –Es un ciclo de Música Argentina que venimos organizando hace 3 años, donde compartimos cada concierto con invitados que son referentes para nosotros, con la idea de generar en la zonas sur del conurbano una movida cultural enriquecedora. Hasta ahora han participado Popi Spatocco, Facundo Guevara, Hernán Ríos, Carlos Moscardini, Nahuel Pennisi, Quique Sinesi, el Mono Izarrualde, Ramiro Gallo, Ernesto Méndez, Ernesto Snajer, Mariano Cantero, Aymama, entre otros.

Dice Ramiro Gallo que la enegía y honestidad del trabajo que ustedes hacen “despierta la admiración, el amor, y por qué no una sana envidia” ¿Cuánto importan el amor y la pasión a la hora de hacer música?

Curepas: –Importan muchísimo, son imprescindibles para hacer algo con el corazón

DATA 

El grupo folklórico Curepas presenta su disco debut “De soles y veredas”, grabado bajo la producción conjunta de Popi Spatocco y en el que participan artistas invitados de la talla de Liliana Herrera, Carlos Moscardini, Hernán Ríos, Facundo Guevara y Ramiro Gallo, el jueves 23 de abril a las 21hs. en Hasta Trilce, Maza 177. Localidades a $100, en venta en www.alternativateatral.com

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: