El Blog del Boletín

9 agosto, 2015

El dúo Coplanacu en el Teatro del Libertador. Una noche para el abrazo

Filed under: De Gira — Etiquetas: — Pao De Senzi @ 0:56

Julio Paz y Roberto Cantos celebraron treinta años de carrera y presentaron su último disco, Mayu Maman el jueves 6 de agosto en el Teatro del Libertador, en una velada para el recuerdo y la emoción

Ya no cabe a esta altura, manera de descubrir estrategias, revelar secretos, o analizar qué circunstancias llevan a los integrantes del dúo Coplanacu a encarnarse en la gente. Ya hubo preguntas, respuestas, frases hechas, momentos compartidos y emociones. Sólo basta con sentarse en la platea del Teatro del Libertador, y alzar la mirada hacia la parte más alta del Coliseo cordobés, y allí ver a la gente aplaudir , celebrar y sonreír.

En el camino feliz de estos treinta años, como dijera Julio Paz la noche del jueves 6 de agosto, él y su compañero Roberto Cantos han sembrado, cosechado y vuelto a sembrar las formas más puras de nuestra música popular, de a dos, o acompañados de otros músicos, pero siempre con esa forma simple y pequeña y a la vez inmensa que caracteriza su andar.

Desde aquellas juntadas en la Córdoba de las peñas, Los Copla fueron primero por el folklore, y de a poco lograron ser ellos mismos el folklore. Sinónimo de esos encuentros de Cosquín en que el sol entraba por la ventana e iluminaba a los bailarines, de comedores universitarios repletos, de caminos recorridos, bombo y guitarra al hombro en cada rincón del país, con humildad y solidaridad hacia sus pares, con compromiso por la vida y la naturaleza, por el presente y la historia, han forjado no sólo una carrera coherente sino un lugar entre los preferidos del público.

Perdimos tantos años en descubrir el secreto, para dilucidarlo justamente en esas caras sonrientes de la noche del jueves 6 de agosto, en el Libertador, un espacio que tal vez parecía ajeno a su esencia, pero que resultó ser de lo más cercano, sin perder un gramo de autenticidad. Allí, los mismos Paz y Cantos presentaron su nuevo disco, Mayu Maman, el nombre de una canción que habla de la leyenda del cauce del que están hechos ellos mismos. “Nosotros somos un poco río”, dijo Julio en uno de los pasajes de la noche, mientras recorrían las canciones de este nuevo trabajo, que editan siete años después de Taquetuyoj. “Somos así de tranquilos, sacamos diez discos en treinta años, porque nos parece que está bueno hacerlo cuando tenemos algo que decir”, afirmó luego.

Mixturando con los clásicos del dúo, Coplanacu desgranó en algo más de dos horas de concierto, los 16 temas que componen Mayu Maman, como el que da nombre al disco, “Menos la Luna”, “Nieto”(dedicado a las abuelas de Plaza de Mayo Córdoba), “Padrenuestro” para los campesinos del Mocase), “Flor del Olvido”, todas de Roberto Cantos, que conviven con otras de autores santiagueños como Horacio Banegas (Hilando Sueños), Carlos Carabajal y Pablo Trullenque (Chacarera del Patio), Fortunato Juárez (Bienhaiga con el Mocito), Sixto Palavecino (La Pedro Caceres), Gustavo Cisneros (Tu Ausencia), y Los Hermanos Simón (Buscándola Estoy).

Si bien el disco fue presentado en el mes de mayo (junto con la celebración de los 30 años) en su tradicional peña del Comedor Universitario, los santiagueños aprovecharon la puesta en escena del Teatro del Libertador para tocar junto a una banda extendida, formada por Julio Gutiérrez en violín, Omar Peralta en bandoneón, Emilio Pasquini en bajo y Mariano Paz en percusión. Además y como parte de una manera de demostrar lo sembrado, Julio presentó a su hijo adolescente Camilo, que guitarra en mano se despachó con una canción dedicada al bandoneonista Rubén Juárez que emocionó a más de uno. Por su parte, Roberto trajo a sus tres pequeños para cantar junto a él.

En la noche del jueves también hubo tiempo para aquellos clásicos infaltables en los conciertos del dúo, como “Camino a Telares”, “Alma Chayuera”, “Escondido de la Alabanza”, y “Peregrinos”, que a modo de despedida, funcionó una vez más como parte de la tradicional ceremonia peñera. Aquel cielo, el mar de arriba que se fundía en los rostros sonrientes de la gente de la tertulia y la cazuela del Libertador, puso el broche de oro a la noche.

En el sexto día de agosto del 2015, Los Copla se dieron (y dieron) el gusto de tocar en el Teatro Mayor de Córdoba, provincia que cobijó a estos dos santiagueños que, sin ninguna pretensión, con humildad, talento y constancia han conseguido lo que pocos: ser referentes de esta parte de la historia del folklore, sin alejarse de las tradiciones y las formas más puras, y siempre dispuestos a tener algo que decir.

Y el por qué al cabo de tres décadas siguen encarnándose en la gente, ya tiene respuesta.

Pao De Senzi

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: