El Blog del Boletín

9 agosto, 2015

Entrevista. El Dúo Karma, desde Cuba y en mundo de canciones

Filed under: Entrevistas — Etiquetas: , — Pao De Senzi @ 0:33
 Foto:  Facebook Dúo Karma.

Foto: Facebook Dúo Karma.

Minimalista e intensa es la propuesta del Dúo Karma, que se caracteriza por su singular y delicada mirada dentro de la nueva canción cubana. Los sábados de septiembre se presentan en Casa Matienzo del barrio porteño de Colegiales. Por Gustavo Grosso

El Dúo Karma ofrecerá un ciclo de conciertos los sábados de septiembre para presentar sus otras canciones. Además del proyecto de música para niños, Fito y Xóchitl vienen trabajando hace tiempo en la composición de temas para adultos. “Un hilo que fluye del mar guía el curso poético de las nuevas canciones. Identidad, raigambre y la voz profunda de África nutriendo las melodías y el tratamiento guitarrístico” apuntan los cubanos a propósito del repertorio que van a compartir en estas presentaciones. Minimalista e intensa es la propuesta del Dúo Karma, que se caracteriza por su singular y delicada mirada dentro de la nueva canción cubana. Con acento cubano, Xóchitl Galán y Fito Hernández invitan a la aventura de disfrutar de la música. Una emoción que se vive en el viaje a lo que se ama

¿Cómo conjugan el hacer música para grandes y para chicos? ¿O la música es una sola? 

Fito: –Cuando comenzamos a componer no existía entre nosotros una línea divisoria entre canciones para grandes y canciones para pequeños. Eran simplemente canciones. Aún ahora, luego de 15 años, se mantiene esto y cada vez más convencidos de no limitar ninguno de los repertorios. A no simplificar ni minimizar la música dirigida a los grandes ni la música dirigida a los niños. En “¡Vámonos de viaje!” a diferencia de “Mundo Sonajero” (nuestro repertorio más reciente para “grandes”) está muy presente lo lúdico, la interacción con el público de todas las edades y la semejanza entre los dos repertorios es que está presente lo que nos conmueve. De esta manera fluyen los dos repertorios con el mismo rigor. Es como mantener la misma clave a la hora de componer: el disfrute, la sinceridad, el querer compartir a través de la música lo que nos hace vibrar.

Se podría decir que hacer música es una actitud, una forma de ver la vida ¿ustedes por qué lo hacen? ¿qué los decidió a ser músicos?

Xóchitl: -En mi caso llegué a la música primero como un hobby. Con 9 años estudié piano con una profesora particular y aunque tenía en casa un piano y me agradaba ir a clases, nunca creí que ese sería mi destino, yo quería ser bióloga marina, por eso en un momento dejé de estudiar música y cuando menos lo esperaba con 17 años volvió a aparecer la música en mi vida de la manera más insospechada para mí. Resulta que Fito cantaba y tocaba guitarra en un grupo que hacía música flamenca fusionada con música latinoamericana y en un momento las dos cantantes femeninas del grupo se van, como el grupo tenía presentaciones próximas había cierta desazón y el director me dice “¿Quieres probar? Canta este estribillo”. En aquel entonces yo no cantaba ni en la ducha, no sabía que podía cantar, casi que lo hice por colaborar, por verlos tan desanimados, pero nunca creí en verdad que podía. En medio del estribillo, el director de Ópalo -así se llamaba el grupo-, dice “Sirve, puede cantar”, y ahí empezó el camino ya sostenido hasta hoy.

Con Fito empezamos a componer un tiempo después e hicimos el dúo. Dejé la carrera de microbiología y me fui a estudiar música y hasta hoy agradezco mucho haber escogido este camino que tantísima felicidad me da. Hacer música es la posibilidad de compartir con honestidad en lo que creo, es saber que es infinita la posibilidad de descubrir nuevas sensaciones.

-Fito: -En mi caso fue un tanto similar. Cuando niño estudié guitarra con el profesor de la Casa de la Cultura más cercana. Luego Ernesto Urra, el director del grupo Ópalo, en noviembre del año 1996, a mis 19, me propuso ser el percusionista de su grupo. Tocar el cajón, instrumento que no conocía ni de vista. Hicimos uno con nuestras propias manos y con las medidas que nos llegaban de otros colegas. Me enseñó cada toque que se precisaba y la música que escuchaba para entenderlo era tan intensa y profunda que fueron estos momentos los que me marcaron una base, un punto alto de partida en cuanto a referencias musicales. Xóchitl y yo comenzamos a componer y a medida que pasaba el tiempo componíamos temas que se iban separando poco a poco de la temática del grupo y decidimos hacer el dúo. En 1999 hicimos nuestro primer concierto con temas propios. En este concierto cantamos nuestras primeras canciones, unas de ellas fueron “Mochito” y “Niño Pantera” nuestras primeras canciones para todas las edades. A la par de nuestras presentaciones estudié armonía y me gradué como guitarrista. Cada día estoy más agradecido por haber elegido ser músico y de poder compartir tantas emociones. Hemos conocido tantas buenas personas y tantos músicos talentosos que unen estas dos cualidades que ha sido un enorme y constante aprendizaje de vida, sí, por un camino donde decide la sensibilidad, aprender de los demás, agradecer y compartir.

¿Qué influencia tuvo en sus vidas la trova cubana, la música de Silvio, de Pablo?

Xóchitl: -Silvio y Pablo, además de otras muchas músicas cubanas y no cubanas fueron el background natural de nuestra infancia y adolescencia y que hoy seguimos escuchando siempre con una sensación nutricia, con la percepción de que nos alimenta bien el alma. Estas influencias indiscutiblemente nos mueven hoy a hacer la música que hacemos y a preferir el mundo literario de las canciones desde la poesía.

¿Qué vínculos tienen con la música argentina?

Fito: -Tenemos muchos vínculos con la música argentina. En nuestros inicios en la música en el grupo Ópalo fusionábamos con el flamenco canciones argentinas de León Gieco, Atahualpa Yupanqui, Divididos, Adrián Abonizio, o sea, antes de llegar acá por primera vez en el 2010 Argentina era un lugar de referencia soñado y que ansiábamos conocer. A través de estos músicos fuimos interesándonos y adentrándonos cada vez más en el mundo sonoro argentino. A pesar de hacer nuestra música con una base fuerte cubana bebemos mucho del folklore de varias regiones del mundo y el folklore de acá tiene tantos matices y es tan diverso que nos atrapó. La frescura, la originalidad y la fuerza con que transmiten su música nos llegó y acá estamos por segunda vez a punto de partir y con el deseo inmenso de regresar.

Ustedes van y vienen por el continente ¿Cuál es el lenguaje en común que tienen los sonidos músicas de Latinoamérica? 

Xóchitl: -La música en Latinoamérica tiene el sabor de la tierra, de la selva, de la montaña y del mar todo así de diverso según la región pero de una intensidad vibrante y profunda siempre. Las voces estremecen por lo sentido del canto, porque se canta con el corazón y con un respeto por la memoria ancestral. Con la influencia de lo español, lo africano y la diversidad de etnias indígenas es un crisol muy rico culturalmente del que nos nutrimos constantemente.

Dúo Karma Sábados 5, 12, 19 y 26 de septiembre a las 21 horas/ Casa Matienzo, Matienzo 3136 (Colegiales – C.A.B.A.) Localidades $150

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: