El Blog del Boletín

12 agosto, 2015

Entrevista a Pablo Coliqueo, integrante de Che Joven. “Lo que cantamos es el reflejo de lo que somos”

Filed under: Entrevistas — Etiquetas: , — Pao De Senzi @ 17:12
Foto: Mariel Breppe

Foto: Mariel Breppe

Este viernes, el dúo marplatense llega a Córdoba para presentarse en Cocina de Culturas junto al riojano Mariano Luque. Marino y Pablo Coliqueo llegan con su disco Nuestro Mensaje y un puñado de canciones comprometidas y bellas bajo el brazo.

Los integrantes de Che Joven, el dúo marplatense formado por los hermanos Pablo y Marino Coliqueo, han tenido bien claro a lo largo de 18 años de carrera hacia dónde va la impronta y la música que proponen. Si bien recién han editado formalmente su primer disco Nuestro Mensaje, han pasado casi dos décadas trabajando incansablemente en la música, han sido revelación en Cosquín, han tocado en escenarios de grandes festivales y a lo largo del país con Raly Barrionuevo, Sixto Palavecino, Bruno Arias, Rubén Patagonia y Néstor Garnica, y han traspasado la frontera hacia Chile para girar nada menos que con los Illapu. No sólo como productores (de los últimos trabajos de Bruno Arias, por caso), sino también como prolíficos compositores y activistas comprometidos con su historia. Es que los Coliqueo nacieron en la comunidad mapuche de Los Toldos, y nunca han abandonado sus costumbres, lejos de ello han enarbolado la bandera de los pueblos originarios, con la sinceridad más profunda de quienes sienten pertenencia.

Nuestro Mensaje es un disco directo, duro, que habla del amor en su forma más pura. No de ese amor simplista y meloso, sino de aquel que nace de las luchas personales del hombre por su tierra y su dignidad. Musicalmente, el folklore y rock terminan siendo vertientes en las que los Coliqueo se mueven naturalmente, sonando hoy, después de todo este tiempo, originales.

“Este disco es un disco muy pensando que ha tenido un largo proceso, muy sentido y muy responsable –dice Pablo desde Mar del Plata, a punto de viajar a Córdoba; el viernes actúan en Cocina de Culturas invitados por Mariano Luque-, porque por primera vez desde que  hacemos música con Marino sentimos que hoy estamos contando las cosas de la manera que queremos contar. Hay canciones que tienen más de diez años, que han estado guardadas, que hoy ven la luz como si fueran un hijo recién nacido y hay otras canciones que han surgido en este tiempo. Es un disco que responde a una idea integral, no sólo un montón de canciones metidas en un disco. Nuestro Mensaje es la conclusión de que uno es un músico y no un folklorista, por eso este disco es la apertura hacia la música del mundo y no tanto del folklore. Hubo invitados como Bruno Arias (artífice principal que este trabajo  naciera finalmente), nuestra madre, una cantora de Mar del Plata, Yamila Mequetze, el grupo Sudestada de Lobería, la chelista Carolina Pineda, y el percusionista Alejandro Salamanca, que actualmente es músico de Bruno.

Los Che Joven llegan a Córdoba por tercera vez, pero ésta actuación en Cocina de Culturas es la primera donde expondrán su trabajo de manera integral, aunque en formato minimalista, de dúo. “A Cocina vamos a llegar los dos para presentar la intimidad de las canciones y estaríamos volviendo en diciembre para presentar la totalidad del disco, ya con la banda”.

En Córdoba tienen muchos seguidores…

Pablo: –Si, hace mucho tiempo que un montón de gente nos está insistiendo en que vayamos y esto nos llevó a programar la fecha con Mariano Luque, que es un gran amigo y un gran músico, y surgió la sala de Cocina de Culturas para que hagamos un concierto íntimo, para que podamos cantar y también contar de qué se tratan las canciones. Nosotros tuvimos la suerte de salir hace diez años revelación de los Espectáculos Callejeros de Cosquín y eso hizo que en la provincia de Córdoba y en el interior trabajemos mucho y varios años, luego caímos en un pequeño impasse, por cuestiones de falta de presupuesto que a veces es tan complicado para los músicos independientes y por ello nos focalizamos más en las provincias donde teníamos más trabajo.

¿La letras de las canciones han evolucionado a través de los años en el sentido de los reclamos y las luchas de las que hablan?

Pablo: –Las canciones que cantamos son  el reflejo de lo que somos y sentimos. Para ser sinceros y felices y estar en paz con nosotros mismos, tenemos que hacer lo que sentimos, porque caer en un modismo comercial por decirlo de alguna manera, que sería cantar canciones de amor, o que cuenten historias simples relacionadas al paisaje o la amistad, hay muchísimos artistas que se encargan de hacer ese tipo de música. No es que renunciamos a cantar canciones de amor, pero están hechas desde otro punto de vista.

¿Cuál es ese punto de vista?

Pablo: –Nosotros nacimos en el pueblo mapuche de Los Toldos, provincia de Buenos Aires. Llevamos el apellido de nuestro tatarabuelo, practicamos nuestra costumbres, nuestros rituales, festejamos el año nuevo como corresponde, y a nuestra naturaleza la cuidamos con muchísimo respeto de acuerdo al lugar donde vivimos.

Y en sus canciones están presente esas luchas de los pueblos originarios…

Pablo: –Por supuesto, no sólo el pueblo nación mapuche sino todos los pueblos originarios de nuestro país y América. Las vicisitudes que han pasado los pueblos originarios de América son muy similares casi todas, los despojos, los maltratos, la falta de respeto hacia nuestras costumbres es la misma en toda Latinoamérica. Esto no quiere decir que lo abordemos desde un lugar de tristeza, ni de ir a la batalla no, uno puede cantar desde un lugar de amor y sembrar una semilla.

Respecto a los géneros musicales que abordan, ¿que podés decir?

Pablo: –La verdad es que nosotros si bien nacimos en una cuna folklórica, (nuestra madre ha sido profesora de danzas y cantante de folklore) siempre hemos sido chicos inquietos. Nosotros consideramos que la música es  una sola, creemos que uno puede tocar un vals, un loncomeo, una chacarera un candombe, heavy metal o rock y en esa diversificación, uno puede encontrar la totalidad de los colores de una canción, que a veces la tenés, con una letra maravillosa, y esa letra  no entra en el ritmo de una zamba  ni de una chacarera, y por eso uno no  va a mutilar la canción, sólo porque tenga que hacer folklore. La idea está en darle música a la canción para que vuele.

Como compositores, los Coliqueo han traspasado la cordillera y han recalado en el oído y la mirada de Roberto Márquez, líder de la banda chilena Illapu, que se interesó por el loncomeo Nuestro mensaje y lo incluyó en el último disco del grupo, Con Sentido y con Razón, editado este año. Además, no mezquinó palabras de admiración  Cuando la escuchamos, sentimos que era lo que queríamos cantar acerca de la nación mapuche –decía en una entrevista Márquez-, ya que desde la historia del joven kona Matías Catrileo retrata con un hermoso lirismo una realidad terrible y dolorosa. Esta hermosa canción, construida desde la cosmovisión mapuche de Marino Coliqueo, nos permitió adentrarnos aún más en la espiritualidad mapuche, de la cual la música es la más visible de sus expresiones”.

Pablo: –Por un montón de cosas estamos en la misma sintonía, y eso es importante para que fluya la música. Márquez nos dio una mano para armar la gira que hicimos por Chile, y ha sido muy generoso.

Bruno Arias decía hace poco en una entrevista que le hicimos, que él no distingue banderas cuando lleva su música a todos lados. ¿Qué opinan de esto, siendo tan cercanos en cuanto al compromiso que llevan con  su música?

Pablo: –Cuando con Bruno nos hicimos amigos descubre esta forma de canción y esta forma de lucha que le hemos contagiado y que tuvimos la suerte de que él la multiplicarla con su popularidad. Por supuesto uno es un trabajador de la música, y en este trabajo uno debe ser responsable no sólo en el accionar en el canto y la palabra abajo y arriba del escenario sino cuando uno transita la vida diaria. No es solamente cuando uno está sobre el escenario, sino cuando uno baja y transforma todo eso en una acción solidaria. A veces el pensamiento y esa forma de actuar nos ha llevado a que gente que está en un pensamiento opuesto nos haya privado de llegar a determinados lugares,  a veces los mecanismos dictatoriales parece que ya han trascendido treinta años de distancia, y siguen aceitados, básicamente el interés es económico y el que tiene más poder en oprimir al que tiene menos poder.

Además de producir a Bruno en “Coya en la Ciudad” y el último trabajo del jujeño junto a la Bruja Salguero, Los Coliqueo han trabajado junto a Luciano Cañete, Milena Aristegui,  y propuestas de músicos emergentes de la provincia de Buenos Aires como Templares, de Daireaux. “Siempre en la busca de encontrar una amplitud conceptual para el folklore, motivando a que la gente no se quede con la guitarrita y el bombo sino que tenga un amplitud tanto en la música como en el contenido”, concluye Pablo.

Pao De Senzi

Mariano Luque + Che Joven/ Viernes 14 de agosto, Cocina de Culturas/ Julio a. Roca 491, Córdoba/ Bono espectáculo: $60 anticipadas | $80 en puerta

En San Antonio de Arredondo: Domingo 16 de agosto al mediodía, Parrilla Martín Fierro

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: