El Blog del Boletín

3 febrero, 2016

Aledañas De Cosquín 2016. Postales Culturales Alrededor De La Plaza

Filed under: Espacios, Festivales, Uncategorized — Etiquetas: , — Pao De Senzi @ 16:16

 

clavijo

Foto Paul Amiune

Por Pablito Piris

Cada noche, el festival se extiende más allá de la Prospero Molina, ofreciendo infinidad de propuestas para la gente que quiere algo más que sentarse frente al escenario. Aquí un recorrido por el ojo y el oído atento de Pablito Piris

La Plaza Próspero Molina es el epicentro del Festival Nacional del Folklore de Cosquín, porque allí se transcurre el festival propiamente dicho. Alrededor del mismo, durante las nueve lunas se desarrolla una cantidad importante de actividades culturales durante todo el día y la noche: desde espectáculos callejeros hasta encuentros de poetas o ferias de artesanías, ofreciendo alternativas más que interesantes para los visitantes y haciendo de Cosquín un lugar emblemático del intercambio cultural.

El folklore en la calle y los balnearios

Los espectáculos callejeros han sido y son un espacio de ilusiones para muchos artistas. En distintos escenarios, muchos de ellos ubicados en diferentes balnearios, una numerosa cantidad de músicos suben al escenario con sus propuestas y las esperanzas de subir al otro año al escenario mayor a cuestas, mientras el público disfruta la tarde con sus sillas plegables y sus viandas, dispuesto a escuchar y a bailar con cada intervención. Es allí donde se pueden encontrar muchas sorpresas y respirar el aire popular del folklore.

Pongamos por caso para ejemplificar esto, una tarde en el Balneario La Toma. Por allí pasan desde músicos expertos en pedir palmas hasta otros que llegan con propuestas para escuchar o testimoniar. Poco le interesan al público estas diferencias, bailan y saltan con unos, escuchan con otros, aplauden en ambos casos, pues el clima general es festivo. Así, es como por ejemplo, sin esperarlo, puede aparecer (como ocurrió) tocando de invitado con un grupo el bailarín Juan Saavedra y entre bises y vivas ponerse a bailar con la gente y obtener del público un merecido reconocimiento, cosas que pasan en Cosquín. “Aquí todavía se ve mucha gente disfrutando de su folklore, eso es algo que los argentinos deben valorar” decía una chilena firme visitante de Cosquín, oriunda de Viña del Mar y agregaba que en su país la cuestión de los festivales importantes está mucho más “comercializada”, cosas que dicen los que van a Cosquín y uno tal vez no nota. Claro, que también entre el disfrute uno tenga que tolerar a veces las impertinencias de algún locutor, siempre siguiendo el ejemplo del balneario La Toma, en donde en el afán de animar y arengar al público, Alejandro Bazán más de una vez tuvo comentarios poco afortunados con los artistas, incomodándolos, algo que poco contribuye a la renovación general que se vio en esta edición. El público, sabio, descalificó estas intervenciones y salvo por esto, los espectáculos callejeros son una muestra cabal de lo que es el clima del Festival de Cosquín.

Artesanías y libros en la plaza Cortazar

Cincuenta años cumplió la Feria Nacional de Artesanías y Arte Popular Augusto Raúl Cortazar, ubicada en la plaza homónima, una de las ferias de artesanos más importantes del país, por la calidad de las exposiciones y por la variedad de los trabajos de los artesanos que provienen de todas las regiones de la Argentina. Una de las carpas que se lució este año es la de los Pueblos Originarios, en donde no sólo se encuentran a la venta artesanías de todo tipo, sino que además se rescatan técnicas tradicionales de cestería, alfarería y diferentes tipos de tejidos y bordados. Con la fiscalización de Mirtha Presas, una garantía por su conocimiento y su trabajo en el Fondo Nacional de las Artes se apreciaron más de diez rubros y cien expositores.

En el centro de la plaza, como hace ya varios años, estuvo presente el carrito de la Biblioteca Folklórica itinerante de Julio Rodríguez Ledesma, una atracción donde los bibliófilos se deslumbran observando las obras completas de Dalmiro Coronel Lugones o de Hugo David Gatica, entre tantos otros libros difíciles de conseguir.

Libros y Proyecciones

Hablando de libros, en la Confitería La Europea se presentó la biografía de Horacio Guarany escrita por el joven Roy Stahli, una biografía autorizada por Horacio y concebida desde la idolatría del autor por el artista que además de tener los datos más completos de la carrera del cantor santafesino contiene fotos inéditas. Imperdible para los fanáticos y de consulta y debate para los interesados.

Otro espacio de culto en Cosquín, como lo es el Patio de la Piry, fue el sitio elegido por el Bebe Ponti para la presentación de su libro “Historia viva de la chacarera santiagueña”, una especie de diccionario de consulta de artistas cultores de la chacarera que presenta además una cuidada contextualización histórica. En esta presentación estuvo presente la música de Paola Bernal. Otro libro infaltable en las bibliotecas folklóricas.

Seguramente en esas bibliotecas no faltarán las Efemérides Folklóricas de Juan Carlos Fiorillo, que este año presentó en Cosquín un nuevo trabajo, en este caso historiando obras de nuestro cancionero popular: “Las grandes letras del Folklore, historia de la canción folklórica” se titula el libro que también homenajea a los autores, otro gran aporte para nuestro saber del poeta, periodista y escritor salteño.

También en Cosquín el séptimo arte tuvo su espacio, porque en el ciclo de charlas y proyecciones se proyectaron películas y documentales como “Compadres” relacionada a la vida de Armando Tejada Gómez, el documental de Ramón Ayala realizado por Marcos López o el “avant premier” de “Cuando llegue el alba” que rememora a Jorge Cafrune y en donde estuvieron presentes Yamila Cafrune, hija del cantor, y Joselo Schuap cantante misionero y director de la película, esto último en el marco de la “Cafrunemanía” del viernes 29, día en que se inauguró en una de las esquinas de la Próspero Molina, justo frente a la Iglesia, una escultura que recuerda al cantor salteño.

Para cerrar el tema cinematográfico, en la confitería La Europea se presentó un avance de la película Pachi, personaje legendario de Cerro Colorado que cultivó una entrañable amistad con Atahualpa Yupanqui y que es recordado en algunas canciones. Un rescate musical y cultural dirigido por el músico Fernando Morales, un gran aporte desde una investigación profunda. Y si hablamos de homenajes, no podemos dejar de mencionar el que se le realizó a don Juan Balderrama y su mítico boliche en las puertas de La Europea, con un escenario en la calle.

La celebración de la palabra

Hace 15 años surgía como un espacio de resistencia, de resguardo y celebración de la palabra: el Encuentro de poetas con la gente. En los últimos años el encuentro se realizó en el patio de la escuela Julio A. Roca, un cálido espacio (a pesar del nombre de la escuela) a cielo abierto que brindaba un marco ideal, este año debido a que el patio no estaba habilitado, el encuentro se tuvo que trasladarse a un microcine, lo que presentó ciertas dificultades. Primero porque el acceso estaba escondido y eso no favoreció la aparición de público “casual” (a pesar de esto siempre el encuentro se realizó a sala llena); segundo porque al lado del encuentro estaba la Peña Oficial y el sonido de la misma, por momentos, interfería el de la sala, y tercero porque se perdió ese marco a cielo abierto. Así y todo el encuentro en Cosquín, coordinado este año por Hugo Rivella, sigue siendo un espacio donde se pueden conocer a poetas que van por caminos más genuinos que los que frecuentan los cenáculos literarios capitalinos, poetas provenientes de diversas provincias, alejados de la última novedad literaria y más cercanos a la sensibilidad popular. El encuentro es además un importante encuentro entre la poesía y la música y en ese contexto actuaron artistas de la talla de Nahuel Porcel de Peralta, José Ceña, Sara Mamaní, Miguel Ángel Toledo, Mariano Clavijo o Paola Bernal. Un lujo.

PEÑEROS

Después del Escenario Mayor, las peñas son el principal atractivo nocturno, más de veinte peñas hubo este año, en algunas la calidad artística hacía que muchos prefieran estas al escenario mayor, en otras fue importante el espacio para artistas que están en la búsqueda. La Peña del violinero contó en noches con la presencia de Raly Barrionuevo o Mariana Carrizo, además del anfitrión Néstor Garnica o la visita de Onofre Paz junto a Florencia.

La peña La Salamanca contó con un elenco estable envidiable, con artistas de la talla de Bruno Arias, Milena Salamanca y Javi Caminos, por citar algunos, y noches repletas con Tomás Lipán o Los Carabajal. En tanto, la Peña Oficial recuperó su mística y contó con los artistas que bajaban de la plaza Próspero Molina, así hubo una gran combinación de artistas jóvenes y consagrados y números inolvidables como los de la Bruja Salguero, entre otros.

Otra peña que convocó mucho en una noche fue la del Indio Rojas, que con un perfil diferente al de las anteriores pero con una gran inversión contó en una de sus noches con Jorge Rojas, los fanáticos agotaron las entradas. Y aunque se extrañó la peña de Paola Bernal: El sol del Sur, hubo una noche en que renació a cielo abierto y con su propuesta de artes integradas. Infaltable, ya cuando las peñas cierran y despunta el sol, el Patio de la Piry, el lugar de encuentro obligado para amanecer en Cosquín.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: