El Blog del Boletín

15 marzo, 2016

Canticuénticos: “Buscamos generar un punto de encuentro entre los niños y los adultos a través de la música”

Filed under: Entrevistas, Uncategorized — Etiquetas: — boletinfolkloreblog @ 0:39

Canticuenticos1Por Gustavo Grosso

Cantar, jugar, bailar y disfrutar a partir de una propuesta divertida y cuidada que gira en torno a ritmos argentinos y latinoamericanos: esa es la propuesta de los hacedores de Canticuénticos, un grupo que recurre al juego, el humor, la poesía y la emoción, e invita a chicos y grandes a compartir un original recorrido por huaynos, chamarritas, chacareras, cumbias, cuecas y chamamés, junto a desafiantes trabalenguas, juegos y acertijos. Los integrantes son Daniela Ranallo (voz), Laura Ibáñez (voz), Ruth Hillar (coros y flautas), Daniel Bianchi (guitarra), Gonzalo Carmelé (bajo y contrabajo), Nahuel Ramayo (batería y percusión) y Sebastián Cúneo (producción). Con ellos charló Boletín Folklore, para saber un poquito más de esta agrupación que recorre el país con su música y su buena onda.

¿Cuál fue la génesis de este proyecto? ¿La actual formación es la misma que al principio?

Ruth: –Canticuénticos empezó como un proyecto de composición de canciones para chicos y con ese solo objetivo nos estuvimos encontrando Daniela Ranallo y yo todas las semanas durante dos años, disfrutando del juego con palabras y sonidos, celebrando cada canción nueva que aparecía. Y así, casi sin que nos diéramos cuenta, llegamos a nuestro primer disco, Canticuénticos embrujados, en el que participaron muchos músicos amigos. Entre estos músicos estaban Daniel Bianchi y Nahuel Ramayo y con ellos y Laura Ibáñez, que sumó su voz formamos un quinteto para salir a cantar y tocar esas canciones para chicas y chicos de aquí y allá. Ya empezando a grabar nuestro segundo disco se sumaron Gonzalo Carmelé en bajo y Sebastián Cúneo, que ya venía trabajando en el sonido de los discos, en producción, fotografía y video. Nuestro horizonte es llegar con las canciones de Canticuénticos a la mayor cantidad de lugares posibles porque tenemos mucho por decir y estamos felices y agradecidos de encontrar tantos chicos, y también grandes, dispuestos a escuchar.

¿Cuál es la búsqueda? ¿Qué se proponen generar en los chicos con sus músicas? 

Daniel: –Buscamos generar un punto de encuentro entre los niños y los adultos, a través de la música. Queremos ver a la familia reunida, alrededor de un conjunto de canciones que, además, vinculan afectivamente a los chicos con un rico patrimonio cultural que es propio, y que en ocasiones les es negado. También pretendemos revalorizar el juego, la imaginación, la creatividad, el asombro.

¿Tener formación docente les acortó el camino a los chicos? 

Daniel: –Sí, totalmente. El escenario y el aula son dos caras de una misma moneda. Aunque nuestra búsqueda no tenga una finalidad puramente didáctica, sabemos que los niños aprenden todo el tiempo, y mucho más desde una actividad lúdica y divertida como cantar. Por eso las letras de nuestras canciones resaltan valores como la amistad, el compañerismo, la valentía, la generosidad… Tenemos muchos comentarios de docentes que usan nuestras canciones en el aula, y eso nos da la pauta de que el mensaje está llegando tal cual fue pensado. Es un orgullo para nosotros saber que estamos ayudando a ampliar la mochila de los docentes de música con canciones nuevas, que usan rítmicas argentinas y latinoamericanas.

“Algo que decirte” ya tiene su lugar en las disquerías desde hace algunos meses ¿Cómo se gestó este trabajo que están presentando?

Daniel: –Este disco supone una continuación estética de los dos discos anteriores: “Embrujados” y “Nada en su lugar”. Fue gestado alrededor de nuevas canciones, todas de autoría propia, que fueron formando el abanico que contiene el disco, en el cual hay canciones con rítmicas propias de la región que representamos (el litoral argentino), algunas de otras regiones musicales argentinas, y otras más vinculadas con lo latinoamericano. Desde lo musical el disco afronta nuevos desafíos, y da una vueltita de rosca en la complejidad de los arreglos y la instrumentación.

¿Qué se logra construir a través de la música, del arte? 

Daniel: –Las manifestaciones artísticas logran un canal de expresión muy profundo. El arte habla de las personas desde la sensibilidad, y cuentan cosas que muchas veces están escondidas en lo más recóndito. Por eso en nuestra doble función de docentes y de artistas, consideramos que se deben valorar y poner en primer plano todos los lenguajes artísticos. Las políticas educativas oficiales de cualquier gobierno deben buscar conscientemente estas vías de comunicación. Una sociedad con muchos artistas es una sociedad menos violenta, más despierta, más ordenada, más viva, más sana.

Mucho se habla de la música para grandes y la música para chicos ¿Cómo viven esa diferenciación? 

Daniel: –Hay un prejuicio muy lamentable con la música para niños, que suele ser pensada por mucha gente como de poca calidad, o música “tonta”. Desde ese lugar, nosotros creemos que los niños merecen el mayor esfuerzo y compromiso, para que cualquier sonido que ingrese en ese universo sea mejor que el silencio. Por otro lado, creemos que la música en general, pero la música para niños en particular, debe jugar: dentro de las canciones de Canticuénticos, los instrumentos van haciendo chistes, a veces se ponen serios, gritan o hablan en secreto, caminan o corren, refuerzan la intención de las letras. A veces son desopilantes. Eso va formando una estética muy propia del género, y que colabora a que los chicos presten su atención a la música.

Los chicos están cruzados por la nuevas tecnologías, la urgencia de las noticias, el consumo… ¿a qué tema le dicen que sí y a cuales no en tus composiciones? 

Ruth: –Si bien los chicos que nos escuchan son los chicos de hoy, nuestras temáticas son bastante “atemporales” en el sentido de no usar palabras de moda que refieren a innovaciones tecnológicas, noticias del momento y conceptos que irrumpen por cinco o diez años y desaparecen. Esa parte de nuestra cultura que está ligada a los cambios tecnológicos y las modas y a la que Zygmunt Bauman llamaría “cultura líquida” representa sólo la superficie de un período de tiempo determinado. Con los Canti elegimos cantarles a temas más profundos, esos que tienen que ver con nuestra humanidad y a los que queremos cuidar como son la solidaridad, el compromiso con el otro, la valentía y el heroísmo, la belleza de lo simple y la imaginación y el juego como espacios de libertad. Los temas que seguirán vivos porque nos definen como humanidad.

¿Y cómo influyó en ustedes la tecnología, y la masividad que se logra por ejemplo a través de Youtube? 

Ruth: –Las nuevas tecnologías, específicamente las que tienen que ver con la comunicación, son maravillosas si conseguimos que estén a nuestro servicio y no que se adueñen de nuestro tiempo, inmovilizándonos. Con los Canti pudimos compartir todo nuestro material, canciones, videos, partituras, karaokes, cancioneros gracias a la web. Esta manera de poder compartir los contenidos de una manera completamente horizontal nos llena de satisfacción pero también esperamos que después de escuchar las canciones o ver los videos en celulares, tablets, notebooks, etc haya un tiempo para jugar en familia, leer juntos un cuento o irse a dormir con un gran abrazo.

 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: