El Blog del Boletín

16 julio, 2016

Entrevista. La Negra Chagra, con nombre propio

Filed under: Entrevistas, Uncategorized — Etiquetas: , — boletinfolkloreblog @ 13:08

chagrapor Gustavo Grosso

La cantora salteña se encuentra presentando su nuevo disco en un ciclo que lleva a cabo los jueves en Pista Urbana. Un trabajo donde recorre obras que hablan de personas reales o de ficción, de autores reconocidos de nuestra música

Por estos días, María Elena Negra” Chagra está presentando su nuevo disco, titulado Con nombre propio. La placa reúne catorce canciones dedicadas a sendas personas reales o personajes de ficción, con títulos tales como “Arana”, “Pepe Corvina”, “A Julio Espinoza”, “Zamba para el Cuchi”, “Ña Polí” o la pureza de la gente como usted, “Canto a La Telesita” o “Zamba de Juan Panadero”, además de una versión inédita de “La Pomeña”, grabada en 1989 por la cantante con arreglos y el acompañamiento de Leguizamón en piano.

¿Cómo tamizaste las canciones para darle forma a este bello Con nombre propio? ¿Qué tipo de historias priorizaste?

 Negra Chagra: –Me gustan las canciones que cuentan la historia de alguien nombrándolo. Dice el escritor salteño Juan José Botelli que “el nombre es el distintivo que nos ubica y nos hace sentir a cada uno un ser independiente, personal”.

Cada nombre va identificándose con la vida con las palabras y actitudes de cada uno para bien o para mal. Como  Baldovino, que llevaba su apellido por signo, una historia bellamente contada en “El alcohol de Baldovino” de Pepe Núñez, autor y compositor que por su cercanía con la gente más humilde pudo relatar con precisión y ternura esta historia.

La del manco Arana y otras tantas; Angelita Huenumán, una tejedora y eterna luchadora de los derechos del pueblo Mapuche, cuya bondad y convicción en de lucha inspiraron a l poeta chileno Víctor Jara. Como no cantarle a Julio Santos Espinosa, un poeta con una historia personal tremenda que escribió mucho y se mostró poco, autor de la “vidala para mi sombra”.

Roberto Espinoza y Rolando “Chivo” Valladares escribieron una zamba dedicada al Cuchi, a su genio creador, a su espíritu refinado, a su risa. ¡Cómo no cantar el nombre del Cuchi! Hay bellísimos temas que nombran a sus protagonistas como la chacarera de Di Fulvio “Abuelas del campo mío” dedicada a Maclovia, María, Dominga, Fausta, Palma, Rosaura.

Fui priorizando las historias que más me conmovieron. Trato de buscar la mejor letra con la mejor música.  Quedaron varias afuera, pero no se puede todo!

¿Qué sabés de la historia de Juan panadero? ¿Quién fue para los salteños?

NCh: –Juan Riera nació en Ibiza en 1894 y llego a la argentina en 1914. Se instaló en Tucumán donde se ganaba la vida como vendedor callejero de masa y confites y al año siguiente se radicó en Salta donde empezó a tejer su historia personal. Se casó, tuvo 9 hijos y puso una panadería  en cuyo local se relacionó con obreros, artesanos, vendedores ambulantes, etcétera.

La Panadería de Riera, ubicada en ese entonces en la calle Pellegrini 515, fue un referente importantísimo en las décadas de los 50 y 60. Pasaron por allí: Manuel Castilla, el Cuchi Leguizamón, José Ríos, Eduardo Falú, Jaime Dávalos, Julio Espinosa, don Cayetano Saluzzi y sus hijos Dino, Celso, Cuchara. Estuvo el poeta español León Felipe, pasó por ahí el Che Guevara. También fue alivio para las personas de menores recursos que podían pasar por allí a comer o simplemente a cobijarse en los días de frío.  Esta zamba es la que mejor refleja la personalidad de don Juan Riera, del inmenso amor hacia el prójimo que tuvo durante toda su vida.

¿Cómo transitás el actual momento del folklore argentino, con la incursión en los escenarios de tantas nuevas voces y de proyectos musicales?

NCh: –Yo voy transitando este camino sin apuros tratando de cantar y contar las cosas tal como las siento, no me interesan las modas,  ni cantar fuerte, ni hacerme rica. Hay mucha gente que canta, que hace música y eso está bueno. Pero es importante tener algo interesante para decir. En el mundo hay lugar para todos…

¿Sos cantora o sos cantante?

NCh: –Soy cantora

¿Por qué elegiste el arte como forma de vida? 

NCh: –Además de cantar tengo otras actividades,  no vivo de la música solamente. Y me identifico plenamente con una frase del  Cuchi que dijo “Hacer música no me alcanza para vivir pero me hace vivir”

Gustavo Leguizamón es uno de tus referentes musicales ¿Cuál ha sido la influencia del Cuchi en el cancionero folklórico?

NCh: –El Cuchi fue el compositor más importante de la música popular Argentina. Un verdadero innovador,  más moderno que los modernos, creador de sonidos nuevos, nadie más original. Vos escuchas un acorde, una armonía y decís: ese es el Cuchi!. Escuchas al Dúo Salteño y sentís y decís: qué gran maestro…

¿Qué importancia tiene la formación musical, la docencia, en la evolución de un músico?

NCh: –Es muy importante estudiar para tratar mejorar el instrumento con el que unos se expresa,  la voz en mi  caso, en función de la expresión y de la salud física y mental.

¿Cuál es el arte de tu oficio? ¿Cómo es el mundo que habita La Negra Chagra?

NCh: –Mi mundo es bien sencillo y privilegiado porque hago lo que me gusta que es cantar y también  trabajo en algo que  me gusta mucho. Es muy raro pero a veces uno no piensa en cantar como un  trabajo, sobre todo cuando viajo,  una vez al año,  a Francia y a México y puedo compartir con otros públicos la música que amo profundamente.

 

 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: